La cultura healthy o el triunfo de lo saludable

Real foodslow cookingfitlifestylesuperfoodsugarfreelowfat… seguro que ya conoces de sobra algunos de estos términos que en poco tiempo hemos ido incorporando a nuestro vocabulario. Todos se pueden resumir en una tendencia que sigue pisando fuerte: la cultura healthy o el triunfo de lo saludable.

Se trata de un fenómeno que conquista a gente de todas las edades y que va más allá de estar a dieta. Es apostar por un estilo de vida saludable a todos los niveles, con una alimentación sana y natural que además sea sostenible, sin renunciar al placer de cocinar. Son muchos los foodies que se han pasado a una vida healthy y saben cómo aprovechar los electrodomésticos y utensilios de última generación para disfrutar al máximo de su cocina.

La cultura healthy se define más bien como un cambio completo de mentalidad en la relación con uno mismo y con lo que nos rodea. Es una forma de vida que promueve la cocina casera, los alimentos locales de temporada, la protección del medio ambiente y el mantenimiento de una actividad física adecuada.

El healthy va al mercado, le gusta cocinar y prepara en casa sus propios aperitivos  y batidos para reponer energías después del entrenamiento de running, o cualquier otro deporte. Le gusta disfrutar del aire libre y también de un hogar moderno eficiente, practica mindfulness y domina el arte del batch cooking, organizando las comidas de toda la semana.

Porque ante todo, quien practica la cultura healthy sabe que, para estar sano, hay que empezar con una alimentación natural. Y para eso no hay nada como la cocina casera. ¿Cómo aprovechar al máximo los nutrientes de los alimentos sin renunciar al sabor? Con la ayuda de aparatos de cocina que, gracias a las últimas innovaciones tecnológicas nos hacen la vida un poco más fácil, y también más healthy.

El salteado es una de las técnicas más sencillas y saludables. Por eso, en una cocina sana no pueden faltar buenas sartenes antiadherentes o un wok que permite cocinar sin apenas grasa. También la plancha o el grill portátil son ideales para preparar verduras o pechugas de pollo con mucho sabor en apenas unos minutos.

Otro método imprescindible es la cocción al vapor, la mejor para lograr platos muy nutritivos que conservan todo el sabor natural de los ingredientes. Un cestillo de bambú, la vaporera eléctrica o los accesorios especiales de silicona para usar en el microondas solucionan muchas comidas rápidamente.

Y cada vez está más de moda la cocción sous vide, o al vacío, que consigue resultados espectaculares en el sabor y la textura de los alimentos. Eso sí, es necesario contar con una envasadora al vacío, que además es un accesorio básico para evitar el desperdicio pues alarga el periodo de conservación de los ingredientes y de los platos cocinados. Una deshidratadora ayuda igualmente a conservar durante muchos meses frutas y verduras, y es una forma sana de preparar aperitivos naturales.

Otros aparatos muy útiles en una cocina healthy son los procesadores de alimentos o picadoras, por ejemplo, para preparar mantequilla de frutos secos o hamburguesas vegetarianas; y el cortafiambres, que permite controlar al milímetro el grosor y la cantidad exacta de cada ingrediente.

No podemos olvidar las batidoras y licuadoras para preparar zumos, batidos y smoothies caseros, un básico del buen foodie saludable. Tienen que ser potentes para triturar incluso frutos secos y semillas, y así preparar recetas personalizadas llenas de nutrientes y sabor. Con una batidora de vaso, se pueden triturar además frutas congeladas para hacer helados totalmente naturales, y una licuadora de presión extrae hasta la última gota de zumo de cualquier fruta o verdura conservando todas vitaminas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *