Entradas

La cultura healthy o el triunfo de lo saludable

Real foodslow cookingfitlifestylesuperfoodsugarfreelowfat… seguro que ya conoces de sobra algunos de estos términos que en poco tiempo hemos ido incorporando a nuestro vocabulario. Todos se pueden resumir en una tendencia que sigue pisando fuerte: la cultura healthy o el triunfo de lo saludable.

Se trata de un fenómeno que conquista a gente de todas las edades y que va más allá de estar a dieta. Es apostar por un estilo de vida saludable a todos los niveles, con una alimentación sana y natural que además sea sostenible, sin renunciar al placer de cocinar. Son muchos los foodies que se han pasado a una vida healthy y saben cómo aprovechar los electrodomésticos y utensilios de última generación para disfrutar al máximo de su cocina.

Leer más

Batidora de mano y batidora de vaso

Si tu bebé ha pasado el periodo de lactancia y empieza a ingerir alimentos, puedes prepararle tus propios potitos caseros  Con la batidora de mano o la de vaso es muy fácil, y así evitas los ingredientes no naturales 😉

5 Recomendaciones para hacer buen uso de la licuadora y batidora de vaso

A la hora de preparar nuestros batidos energéticos y de frutas tenemos que tener en cuenta una serie de consejos básicos. Estos nos van a ayudar a sacar el máximo partido a nuestra licuadora y batidora.

1.     La piel y pepitas son un extra vitamínico

Las frutas y verduras tendrán que estar bien lavadas antes de pasar por la licuadora. Se pueden añadir con piel (en el caso de la manzana) y pepitas (melón, sandía o uvas) que aportan más nutrientes y vitaminas para el organismo. Sin embargo, es necesario retirar la piel de los frutos que la tengan gruesa como la naranja y el limón que, asimismo, pueden amargarnos el jugo. Y como es lógico, debemos retirar los huesos duros como el del melocotón, ciruelas y cerezas.

2.     El batido perfecto

¿Qué ingredientes debería llevar el batido/zumo ideal?

  • Frutas y/o verduras. Experimenta con aquellos sabores que te gusten. Cítricos como el limón, naranja, mandarina o pomelo. Dulces como la zanahoria, calabaza, tomate, fresa, plátano. El toque más tropical lo aportan la piña, el mango o el kiwi. El color lo aportan los frutos rojos: fresas, cerezas, moras, arándanos.
  • Sin azúcar. El jugo de las frutas y verduras aportan ese toque de dulzor y de forma natural.
  • Finalmente añade los líquidos como yogur que da densidad a la mezcla, leche o hielo Recomendamos hacerlo al final. Sobre todo, el hielo. Este es mejor picarlo por separado para no aguar el zumo.

Leer más

QUÉ TIPOS DE BATIDORAS EXISTEN EN EL MERCADO

QUÉ TIPOS DE BATIDORAS EXISTEN EN EL MERCADO, CÓMO ELEGIR LA QUE MEJOR SE ADAPTA A LO QUE NECESITAS y qué puedes hacer con ella además de batir y cómo limpiarla.

La BATIDORA es uno de los llamados PEQUEÑOS ELECTRODOMÉSTICOS que No Pueden Faltar En Una Cocina. Por tamaño, precio y funcionalidad, resultan imprescindibles para algunas recetas habituales como Purés, Mayonesas Y Bizcochos.

TIPOS DE BATIDORAS

Básicamente existen TRES TIPOS DE BATIDORAS actualmente en el mercado. Desde la más sencilla y de fácil manejo a la más aparatosa y compleja, son estas:

  • BATIDORAS DE BRAZO. Este modelo es el más habitual, el que casi todo el mundo tiene en casa. Alargada, cuenta con un brazo extraíble de metal en el que viene incorporada la cuchilla. Las más completas incluyen accesorios como una varilla para batir o un vaso que se adapta al brazo superior (donde se encuentran los botones) para triturar. Las hay de una o más velocidades dependiendo del modelo. Existe también una versión más horizontal, que se coge como si fuese una aspiradora de mano.
  • BATIDORAS DE VASO. Son las típicas que se ven en las películas americanas y también se conocen como LICUADORAS. La mejor opción para hacer batidos. Constan de un pie en el que se encuentran el motor y los botones, y un vaso, que se coloca en la parte superior, con tapa.
  • BATIDORAS AMASADORAS. Son las más complejas, caras y aparatosas. Están pensadas más para gente que disfruta mucho con la REPOSTERÍA y que le va a sacar un mayor partido en este sentido. Su versión más simple es la manual y existen otras que son como un ROBOT DE COCINA. Tienen las mismas funciones que el resto, salvo la de picar. A cambio, son la mejor opción para amasar.

¿QUÉ PUEDES HACER CON TU BATIDORA?

Con el paso de los años, los fabricantes se han afanado en dotar a sus modelos de más y más funciones para convertirlas en un PEQUEÑO ELECTRODOMÉSTICO IMPRESCINDIBLE EN LA COCINA. Todo esto es lo que, actualmente, se puede hacer con una batidora, según el modelo:

  • BATIR Y MEZCLAR. Es su función básica. Para hacer purés, gazpachos, cremas… La textura final dependerá de la potencia y los ingredientes.
  • TRITURAR O PICAR. Muchas de las batidoras de brazo que se venden en el mercado actualmente incluyen una accesorio que incorpora un vaso con unas cuchillas para triturar.
  • MONTAR. Para esto se necesitan unas varillas, que se incorporan a la batidora y con ellas se puede montar tanto nata, por ejemplo, como claras de huevo.
  • RALLAR. Algunos modelos incorporan esta opción, aunque no es la más común.
    • AMASAR. Para ello se necesita una batidora del tercer tipo . No sirve cualquiera, tiene que ser amasadora. Solo hay que ir incorporando los ingredientes según se pida.

¿CÓMO ELEGIR UNA BATIDORA?

Elegir una batidora es, muy sencillo y casi lo único que hay que tener en cuenta es el USO QUE SE LE VA A DAR.
Si solo se quiere para lo básico, una de brazo es la mejor opción.
Si se es un repostero aficionado, una amasadora. Aún así, conviene tener en cuenta CUATRO ASPECTOS IMPORTANTES relacionados todos con el uso que se le va a dar:

  • POTENCIA. A más potencia, mejor resultado. Se nota, por ejemplo, en los purés. La textura que se consigue con una batidora de baja potencia no es la misma que con una más alta.
  • REGULACIÓN DE VELOCIDADES. Ayuda también a la hora de conseguir un mejor resultado, pero al mismo tiempo más rápido.
  • PESO Y DIMENSIONES. El espacio del que se dispone para su almacenamiento también es importante. Al igual que las dimensiones. Una de brazo siempre será más sencilla de guardar y manejar que una de vaso y, sobre todo, que una amasadora.
  • ACCESORIOS. Aunque en un principio no se vayan a usar, conviene informarse sobre los posibles accesorios que se le pueden añadir al modelo elegido. Nunca está de más el ser previsor y por un precio similar pueden encontrarse modelos con más accesorios que otros.